Loading...
NegociosProductos

Todo lo que debes saber sobre tu coche

Los coches sin conductor solían ser el material de la ciencia ficción, haciendo ruido a través de los paisajes urbanos futuristas. Sin embargo, los recientes saltos en la IA (inteligencia artificial) han hecho que la tecnología autónoma se adapte a todo. Lo que antes era una fantasía se está convirtiendo rápidamente en una realidad.

¿Qué son los coches sin conductor?

Los coches sin conductor son totalmente autónomos, diseñados para llevarte a donde quieres ir con seguridad y de forma totalmente automática. Aunque esta idea todavía está lejos, la mayoría de los fabricantes de automóviles ofrecen características de autoconducción de una forma u otra.

Los coches autónomos se dividen en diferentes niveles, de 0 a 5, dependiendo de su capacidad de autoconducción:

  1. Los sistemas automatizados pueden advertirle de un problema pero no tienen control sobre el automóvil. Un ejemplo sería un sistema que suena como una advertencia de un impacto inminente pero que no puede tomar ninguna acción física para ayudarle a evitarlo.
  2. Usted y una característica autónoma comparten el control del coche. Usted debe estar listo para tomar el control total de nuevo en cualquier momento. Los ejemplos incluyen el control de crucero adaptativo y la asistencia en el mantenimiento de carriles.
  3. Múltiples características en el coche son autónomas y pueden comunicarse entre sí. Por ejemplo, un Citroen Sevilla tiene un radar, cámaras y GPS que se comunican entre sí para mantener el coche seguro en la carretera. Sin embargo, sus manos deben permanecer siempre en el volante.
  4. Múltiples características autónomas pueden controlar completamente el coche y son capaces de manejar algunas situaciones de emergencia. Se le permite desviar su atención de la carretera, pero podría ser llamado en caso de emergencia. Audi llama a su A8 Nivel 3 autónomo, aunque la ley del Reino Unido requiere que usted supervise sus acciones.
  5. El coche es totalmente autónomo, pero sólo puede funcionar en un área predefinida, como el centro de la ciudad. Un ejemplo sería un taxi totalmente automatizado que utiliza navegador por satélite y sensores para operar de forma autónoma en una zona determinada.
  6. No se necesita ningún conductor. El coche es totalmente autónomo y puede funcionar con seguridad en cualquier carretera.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *